English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 20 de agosto de 2013

Breve descripción autobiografica

Enrique Galea Outón, un artista pluridisciplinar nació el 20 de enero de 1993. Es Dj y productor desde el 2007, es un blogger desde 2009, coleccionista de antigüedades y arte, y desde siempre activista y emprendedor de San Fernando (Cadiz). Actualmente tiene un Home Studio, también hace  instrumentales y diseño fotográfico para portadas, carteles… Además de haber colaborado y producido para multitud de artistas nacionales e internacionales dentro del panorama underground. Su estilo, inspirado en toda clase de musica y en especial el Rock, Hip Hop, R&B, dance, Soul…
Enrique Galea vive la mayor parte de su vida en Camposoto “en un barrio de obrero y campesinos de los más humildes de la isla (San Fernando)”, dice. “Mi padre trabajaba en los astilleros de Bazan". 


Actualmente esta estudiando administración y dirección de empresa en la UCA y siempre a tenido claro orientar los estudios hacia el mundo de la empresa y la nautica, junto y de forma paralela llevar su afición por la música, el coleccionismo de antigüedades y arte entre otras cosas…
La pasión por el coleccionismo de las antigüedades y artes viene de la pasión y curiosidad por la historia, actualmente es miembro de la asociación La Guardia Salinera y de la Fundación legado de las cortes, que tienen la misión de promocionar la puesta en valor del patrimonio histórico, cultural y natural de la Bahia de Cádiz.
 
Respecto a la musica, Pues mi infancia no estuvo especialmente marcada por la música, aunque siempre me ha gustado” Empezo todo con el Hip Hop como Mc (cantante) y “Fue a los 16 años cuando adquiri mis primero aparatos de grabación”, continúa. “Un ordenador, un sampler y un controlador Dj… ”. Así comenzó todo, Aunque pronto me di cuenta de que lo mió no era cantar si no pinchar. Las aficiones musicales y artisticas de Enrique eran muy dispares. Bob Marley, Status Quo, Mago de Oz, Rafael Lechowski, SFDK, Bon Jovi… Y mil grupos y artistas mas.
Enrique Galea Outón se caracteriza por un espíritu aventurero y emprendedor, es un activista de los valores universales y participa en recogida de basura, actividades eco-educativa, de igualdad… Siempre se puede contar con el, así que ya sabe, para cualquier cosa podeis poneros en contacto mediante este blog.

miércoles, 10 de julio de 2013

Conmemoración de la batalla de las pozas de Santa Isabel, la primera derrota Napoleonica.




Como cada año la Fundación Legado de las Cortes, anterior Guardia Salinera conmemora la batalla de las pozas de Santa Isabel en la Caseria de Ossío con unas visitas guíadas en kayak a Punta Cantera (Principal bateria costera) y a las pozas de Santa Isabel, lugar donde fondeaba la escuadra de Rosily a parte de una exposición didactica y una serie de recreaciones historicas y actos conmemorativos, desarrollado entre el 9 y el 14 de Junio de 1808, la armada española entonces compuesta principalmente por embarcaciones cañoneras (simples embarcaciones de pesca y candrays dotadas con uno o dos cañones). Esta batalla supuso la 1º derrota Napoleonica en la guerra de independencia Española, antes de la derrota de Bailen.


Cuatro días después de la batalla de Trafalgar del 21 de octubre de 1805, llegaba a Cádiz el Almirante francés Rosily, que había sido mandado por Napoleón a España para sustituir a Villeneuve al mando de la escuadra combinada. Lamentablemente no pudo llegar a tiempo, ya que Villeneuve supo de su próxima sustitución y salió de Cádiz para enfrentarse con Nelson. De la batalla ya sabemos lo que pasó, así que no nos entretendremos en ella.


Al llegar Rosily se halló al frente de los restos de los 33 navíos que habían combatido. De la escuadra francesa tan sólo quedaron el Heros, de 80 cañones; los Algesiras, Pluton, Argonaute y Neptune, de 74 cañones; más las fragatas y bergantines, estos últimos posteriormente romperían el bloqueo británico a la ciudad y partirían a Francia, salvo la fragata de 40 cañones Cornelie, que permaneció con los navíos. El Algeciras, aunque tenía nombre de una ciudad española era totalmente francés, ya que conmemoraba una victoria franco española frente a los británicos en 1801 bajo las baterías de dicha ciudad andaluza.



El resto de la escuadra permaneció en Cádiz, mientras se preparaba con los escasos medios de que disponía el Arsenal de La Carraca. Así todos los navíos franceses fueron pertrechados y quedaron listos para salir a la mar cuando fuera posible. Sin embargo la escuadra española, aunque reparada tras el combate estaba falta de equipamiento, pero la inactividad y falta de presupuesto fue quedando su estado bastante deficiente. Estaba al mando de ella el Jefe de Escuadra Don Juan Ruiz de Apodaca. Además el estado de las tripulaciones era lamentable. Faltando todo lo necesario y sin haber recibido paga alguna durante meses. Estado parecido se encontraba también la oficialidad. Sólo el San Justo estaba bien preparado de equipamiento y tripulación y que se había incorporado a los franceses con la intención de partir cuando estos lo hicieran.

La escuadra de Apodaca se componía de las siguientes unidades:

- Príncipe de Asturias (112 cañones), insignia del J.E. Juan Ruiz de Apodaca.
- Terrible (74)
- Montanés (74)
- San Justo (74)
- San Fulgencio (64)
- San Leandro (64)
- Flora (fragata de 34 cañones)

El navío Santa Ana de 112 cañones se hallaba en el Arsenal en ese momento, pero no en servicio activo debido a que se concluía su carena.

Rosily, desde el mes de febrero de 1808 estaba al tanto de que algo malo iba a ocurrir en las relaciones con los españoles y previniendo a su escuadra se dispuso esta fuera del alcance de las baterías, haciendo que el San Justo quedara en medio de los buques franceses, y por tanto bajo el fuego de estos en caso de lucha. Un paso que hizo bien el Almirante francés en dar, puesto que los posteriores sucesos de Bayona con la Familia Real española y la renuncia al trono de Fernando VII había puesto a las tropas francesas en pie de guerra contra sus antiguos aliados invadiendo con su ejército la mayor parte del país.



Tamaña traición hizo que el 2 de mayo se empezase a sublevar la población española y mirar a los franceses residentes como enemigos. En Cádiz, donde había una importante colonia francesa, hubo asesinatos que enrarecieron el ambiente. Rosily, enterado de la muerte de algunos tripulantes de su escuadra prohibió que desembarcara ningún hombre de su escuadra para evitar más muertes. El Gobernador de Cádiz, el Marqués de Solano puso a algunas pequeñas embarcaciones a vigilar a los buques franceses.

Es extraño que viendo como estaba la situación los mandos españoles accedieran a la petición de Rosily, que era una persona muy inteligente y capaz, a situar los navíos de la escuadra española intercalados con los franceses, con lo peligroso que era tal maniobra en caso de combate. Tal petición obedecía a una hipotética mejor defensa en caso de ataque de la escuadra de bloqueo del Almirante Purvis, quien estaba al mando de una escuadra de 12 navíos. Los navíos quedaron en el siguiente orden: Neptune, Príncipe de Asturias, Heros, San Justo, Algesiras, Montañés, Argonaute, Terrible, Pluton, San Fulgencio y San Leandro.

Vistapanoramica de la Bahía de Cádiz en Junio de 1808

Apodaca y el teniente general Moreno, (Comandante del Departamento marítimo) posteriormente trataron de aislar los buques franceses, así se separaron las cañoneras francesas que tenían la misión de defender la boca de Sancti Petri. La población gaditana no comprendía cómo se seguía sin combatir contra los franceses tras las noticias del levantamiento en casi todo el país contra un ejército invasor y las atrocidades cometidas por sus tropas. Por eso no extrañó que hubiera un motín y se acabara asesinando a Solano, por considerarlo injustamente como afrancesado.

La junta de Sevilla, sublevada al fin, nombró al Capitán General Don Tomás de Morla, como sustituto de Solano, y le mandó disponer los medios necesarios para que llegado el momento apresara o destruyera la escuadra francesa. Tras una reunión de generales el día 30 de mayo, se acordó separar los buques españoles de los franceses, quedando ambas separadas al día siguiente y preparadas para el combate, aunque oficialmente todavía no había ninguna hostilidad por ambas partes.

Morla pidió a la Junta de Sevilla el permiso para atacar, ya que no quería tener esa responsabilidad. Purvis, el almirante británico encargado del bloqueo y que estaba bajo el mando de Collingwood, se ofreció a entrar con sus buques en la bahía de Cádiz para ayudar a los españoles a capturar a los buques franceses, a lo que se negó en rotundo Morla, quien no le hacía gracia que los tradicionales enemigos de siempre se metieran en las entrañas de la bahía gaditana, con el riesgo de que no se marcharan luego y quedara otro Gibraltar, así que de manera educada le contestó que esto era algo que debían hacer los españoles. Purvis debió comprender que los españoles, tras la sucia traición de sus hasta hace nada aliados, tenían ganas de desquitarse. Algo que por otra parte era cierto.



Moreno y Apodaca, dado los exiguos medios del Arsenal y la preocupante falta de dinero, hicieron todo lo posible por organizar las fuerza atacantes. Se alistaron dos navíos más para acoderarlos en el Arsenal, por si Rosily atacaba esa zona, además de instalar nuevas baterías y reforzar otras en La Cantera, Trocadero y Puntales. Todo esto no pasó desapercibido a Rosily, quien sólo confiaba en la llegada por tierra de refuerzos por parte del ejército napoleónico (y que fue finalmente vencido en Bailén, el 19 de julio de ese mismo año, por las tropas españolas). Es por ello que desde ese momento intentó por medio de comunicados a las Autoridades españolas ir retrasando el inevitable enfrentamiento.

Aprovechando un viento favorable alejó su escuadra de las baterías de Puntales y Matagorda, internándose más adentro en el canal de La Carraca, quedando fondeado sobre la Poza de Santa Isabel en disposición de batir el Arsenal. Los españoles se inquietaron por esta nueva estrategia y cambiaron las baterías instaladas hacia la zona del Arsenal. La falta de espacio para poder maniobrar por parte de los navíos españoles para poder seguir a los franceses, hizo que se decantase Moreno por un ataque con fuerzas sutiles. Esto contó en un principio con la oposición de varios mandos, que querían entablar combate con los navíos.


Apodaca fue el encargado de organizar dicha fuerza, armando 12 bombarderas y 25 cañoneras provenientes de la escuadra. En el Arsenal también se prepararon algunas, quedando en total tres divisiones de 15 cañoneras cada una, mandadas por los brigadieres José Quevedo, Miguel Gastón y el Capitán de navío Rodríguez Rivera. El plan de Moreno era que las cañoneras fueran en primera línea; detrás las bombarderas, fuera del alcance de los franceses, y más atrás los botes auxiliares con tropas y pertrechos listos para abordar o sacar a remolque cualquier buque de la zona que se pudiera. También se organizó una serie de banderas de señales para estar coordinados con los navíos, baterías y fuerzas sutiles. Como curiosidad, no se sabe si fue por falta de material o simplemente por utilizar cualquier bandera, el caso es que Moreno indicó entre esas 20 órdenes prefijadas la orden nº 15 "Se necesitan balas", que debía indicarse con la bandera de la Unión Jack británica, y la nº 19 "Hay navíos que se han rendido" con la holandesa. Moreno dirigiría el ataque desde su falúa. El Príncipe de Asturias de 112 cañones y el Terrible de 74 darían apoyo al conjunto. 



Los franceses debían de temer a estas fuerzas sutiles armadas, ya que se había demostrado en multitud de ocasiones la letal efectividad de este tipo de ataque. Tanto que los propios franceses como los británicos habían tenido que adoptar este sistema de lucha. Las cañoneras eran lanchas de navío, arboladas con uno o dos palos, y que se servían de los remos para avanzar con vientos contrarios o situarse en inmejorable posición para atacar. Iban armadas con un solo cañón de 24 libras (en alguna ocasión también de 36 libras, aunque era muy raro) que aprovechaba el retroceso de toda la embarcación en el disparo, y por tanto no necesitaba muchos artilleros. También solían llevar un obús o pedrero para su defensa en caso de ser abordadas, así como infantes de marina que daban apoyo con sus fusiles. La agilidad de tales embarcaciones les hacían ser un blanco poco preciso para dispararlas desde un buque y sobre todo eran muy letales con mar encalmada, donde maniobraban con los remos para situarse en las aletas o amuras de su objetivo, mientras este no podía evitarlo. 



Una vez preparado el ataque Morla envió una advertencia el 9 de junio a Rosilly, instándole a una rendición incondicional en el plazo de dos horas o de lo contrario: "...soltaré mis fuegos de bombas y balas rasas (que serán rojas si V.E. se obstina): atacará la escuadra española y las fuerzas sutiles...". Siendo rechazado por el almirante francés. Así pues se inició el ataque desde las baterías y por las fuerzas sutiles. Los franceses estaban bien situados y lograron rechazar el ataque, que durante cinco horas intentaron infructuosamente rendirlos. Aun así tuvieron daños en cascos y arboladuras, con unas bajas de 13 muertos y 51 heridos. El Jefe de Escuadra Apodaca en su falúa, recorría la bahía dirigiendo a las fuerzas sutiles y animándolas con su ejemplo. Los españoles también vieron como se inutilizaban 7 bombarderas (4 de ellas hundidas, aunque las otras se podían reparar), con un balance de 4 muertos y 5 heridos. La batería de la Cantera fue desmantelada por el navío francés Algesiras, que había sido destacado ya que dicha batería les estaba haciendo mucho daño. El balance de bajas en las baterías fue de otros 4 muertos y 21 heridos. Las embarcaciones de la escuadra las mandaba el brigadier don Miguel Mª Sastón, comandante del Príncipe de Asturias; uno de los botes cuya tripulación se distinguió notablemente lo mandaba el Alférez de Fragata don José Fermín Pavia. También se distinguió la cañonera nº 33 al mando del Teniente de Navío don Joaquín Ibañez de Corbera.

Diorama de la escuadra francesa avistada desde la Batería de la Casería de Ossío

Rosily intentó ganar tiempo, a la espera de refuerzos, escribiendo varias cartas a Morla, en las que pedía que dejasen salir a su escuadra bajo promesa de no ser atacados ni por los españoles ni los británicos de la escuadra de bloqueo. Morla se negó. Rosily al día siguiente propuso desembarcar el armamento y arriar sus banderas, pero permitiendo permanecer a bordo. Morla volvió a rechazarlo, indicándole que sólo aceptaría la rendición sin condiciones. De todas maneras se dio una pequeña tregua a los franceses para que desde la Junta de Sevilla llegaran nuevas órdenes.

Entre tanto las condiciones de las fuerzas españolas no eran buenas, ya que faltaba mucha pólvora por lo que no era posible otro ataque como el del día 9. Así que se optó por instalar nuevas baterías simuladas. Trayendo otras 10 cañoneras de Málaga mandadas por Francisco Mourelle. Y se alistó el navío Argonauta en La Carraca. Mucha “fachada”, pero sin casi poder debido a esa falta de pólvora. Para evitar que los franceses intentasen entrar en el arsenal se bloqueó este con el hundimiento del navío Miño y la urca Librada.

El día 14 de junio se volvió a intimar a la rendición de la escuadra francesa sin condiciones. Rosily era sabedor de que no podría resistir mucho tiempo ante los medios acumulados por los españoles para abrumarle con sus fuegos y poco después se rindió a discreción, así durante el curso de la mañana los pabellones franceses fueron sustituidos por los españoles. En total se entregaron 3.676 prisioneros, tripulantes de 5 buenos navíos y una fragata de construcción reciente, armados con no menos de 456 cañones, numerosas armas individuales, gran cantidad de pólvora y municiones y cinco meses de provisiones. En el Museo Naval de Cádiz se conserva la bandera insignia que arbolaba el almirante Rosily en el navío Hero. Apodaca se hizo cargo de los buques rendidos y puso como comandantes de los mismos a los segundos de los buques españoles. Los buques franceses pasaron a la Armada con sus nombres originales, lógicamente castellanizados.

Estas palabras iban destindas a avisar que no se toleraría los ajustes de cuentas y alborotos de una parte del pueblo gaditano, que buscaba venganza por la brutal y sorpresiva invasión napoleónica del país, y que exaltó los ánimos de muchos ciudadanos, queriendo tomarse la justicia por su mano contra los franceses avecindados en la ciudad. También se avisaba a la numerosa colonia francesa de no reunirse, ni tramar nada en contra de la Autoridad española. Además de esta escuadra también fue apresado en Vigo el navío francés l’Atlas de 74 cañones, que había entrado en el puerto creyendo ser puerto amigo y allí fue capturado. Por lo tanto se recuperó una escuadra entera de navíos que en parte paliaba las pérdidas de Trafalgar.

Después de este acontecimiento los comisionados españoles, de quien el General Morla era la cabeza visible, embarcaron para Inglaterra para tratar con el gobierno británico. Su recepción igualó totalmente sus expectativas; y el 4 de julio el gobierno británico emitió una orden, declarando que todas las hostilidades entre Inglaterra y España deberían cesar inmediatamente y entrando ambas como aliadas frente a la Francia de Napoleón.

Navios fondeados habilitados como prisiones (Archivo del NMM-Londres)
Navio habilitado como prisión a flote (Archivo del NMM-Londres) Navio habilitado como prinsión (Archivo del NMM-Londres)

Los prisioneros franceses fueron recluidos en La Carraca y a bordo del Terrible y San Leandro. Aunque posteriormente fueron transbordados a los navíos desarmados Castilla y Argonauta, habilitados como pontones. Incluso 35 soldados prisioneros pidieron pasarse a los batallones de Marina de la Real Armada, ya que no eran naturales de Francia y viendo la lúgubre perspectiva de quedarse en un sórdido pontón decidieron desertar, lo cual consiguieron. Otros prisioneros lograron escaparse, en concreto del navío Pluton fueron 5 tripulantes, de los que uno era italiano y otro portugués. Esto hizo que se redoblara la vigilancia. En cuanto al trasvase de los víveres de los navíos franceses al Arsenal se produjeron bastantes saqueos por parte de los transportistas, que en alguna ocasión no llegó ni una cuarta parte de lo transportado. Así que se decidió mandar una treintena de soldados de batallones para su cuidado.

Como era habitual en la época se ofrecieron recompensas a diestro y siniestro. Ascendiendo incluso a alguno que no había tomado parte de la captura. Y en general se ascendió un grado a todos los oficiales. Rosily y algunos de sus oficiales fueron puestos en libertad, bajo juramento de no combatir contra los españoles hasta no ser canjeado, para que llevara personalmente las noticias de su rendición ante Napoleón.

Fuente: http://www.guardiasalinera.com/prisiones.htm




 

sábado, 26 de enero de 2013

Mapa de Carriles bicis en la ciudad de San Fernando (Cádiz)



A continuación mostramos un mapa de San Fernando con las zonas y senderos por los que se puede ir en bicicleta, ademas de las rutas de los carriles bici de la ciudad de San Fernando... Para mas inforamción visiten el siguiente enlace: http://bicisla.blogspot.com.es



 photo RutacarrilesdebicisSanFernando_zps3608cac7.jpg

jueves, 10 de enero de 2013

Me duele España...


Miguel de Unamuno(1864-1936) fue uno  de los principales representantes de lo que en España se conoce como la Generación del 98, intregrado por aquellos escritores e intelectuales que habían nacido entre los años sesenta y setenta del siglo XIX y que de alguna forma se sintieron unidos por la debacle de España en el año 1898, cuando después de una guerra que casi no merece ese calificativo pues  ,en realidad, no hay guerra cuando no existe rival, y España entonces no podía hacer frente al poderío militar norteamericano, perdimos las últimas colonias , los restos de un antiguo Imperio que durante el siglo XIX fue desintegrándose al mismo tiempo que la propia España se desintegraba por dentro. En ese año se perdió Cuba y Filipinas, a las que más adelante dedicaré un articulo así como a los orígenes y consecuencias de esa guerra . Unamuno expresó el sentimiento de toda una generación con unas palabras que se convirtieron en el mejor símbolo del desgarro de una nación, “Me duele España”.
 
Siempre he admirado a aquellas personas que defienden con su forma de actuar, con su palabra y con su ejemplo las ideas en las que creen cuando lo hacen con respeto hacia los que piensan de otro modo, las personas que saben escuchar y ejercen la tolerancia como principal instrumento para la convivencia. Miguel de Unamuno , con sus contradicciones como todo ser humano, pues ninguno somos perfectos ni estamos libres de cometer errores o actuar mal, era uno de esos hombres y demostró su valor y su compromiso con la libertad  en un  célebre debate en la Universidad de Salamanca. No voy a contar aquí toda la historia , porque hoy  no es el asunto de este artículo la historia, pero si las palabras finales de Unamuno porque son importantes para apoyarme en lo que luego voy a exponer.
Momento en que Miguel de Unamuno, en el centro con barba blanca y abrigo negro,  abandonaba la Universidad después de enfrentarse a Millán Astray y a los estudiantes que pronunciaron frases como “Viva la muerte” o “Muerte a los intelectuales traidores” La respuesta a esta barbarie por parte de Unamuno fueron estas palabras  ”Éste es el templo de la inteligencia, y yo soy su sumo sacerdote. Estáis profanando su sagrado recinto. Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. ”
Estamos en el día 12 de octubre de 1936, desde el 18 de julio de este año en España se combate en una sangrienta Guerra Civil que durará tres años más y que terminará con la muerte de entre medio millón y un millón de españoles. Estamos en la Universidad de Salamanca, en el acto de apertura del curso universitario. Entre los oradores se encuentra el catedrático Francisco Maldonado(1891-1985), el escritor José María Pemán(1897-1981) y el general franquista  y fundador de la Legión Española, Millán Astray(1879-  1954). Salamanca estaba dentro del territorio dominado por las tropas llamadas Nacionales bajo el mando del futuro dictador Francisco Franco(1892-1975) y el ambiente se hallaba exaltado , gritando consignas en favor de Franco. Maldonado pronuncia un discurso contra vascos y catalanes donde dice sobre ellos que son cánceres en el cuerpo de la nación. El fascismo ,que es el sanador de España, sabrá como exterminarlas, cortando en la carne viva, como un decidido cirujano libre de falsos sentimentalismos. “ En ese momento, los estudiantes rompen en aplausos y gritos y uno de ellos pronuncia estas terribles palabras que retratan hasta donde puede llegar la ceguera, la intolerancia y el radicalismo “Viva la muerte” Después de oír el discurso de Millán Astray por los mismos derroteros que Maldonado, le llegó el turno a Miguel de Unamuno que abriría así su discurso Estáis esperando mis palabras. Me conocéis bien, y sabéis que soy incapaz de permanecer en silencio. A veces, quedarse callado equivale a mentir, porque el silencio puede ser interpretado como aquiescencia.”  y continua el discurso rechazando la intolerancia de los que le acompañan en la mesa y de los estudiantes que los apoyan con sus gritos. Indignado, Millán Astray grita de nuevo “ Viva la muerte” y añade “Muera la intelectualidad traidora”. A estas palabras cargadas de irracionalidad, de odio y de intransigencia, Unamuno respondió Éste es el templo de la inteligencia, y yo soy su sumo sacerdote. Estáis profanando su sagrado recinto. Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho.” Unamuno estuvo a punto de morir allí mismo , sino lo hubieran sacado de allí , curiosamente, la esposa de Francisco Franco.
En una carta escrita el 21 de noviembre leemos “La barbarie es unánime. Es el régimen de terror por las dos partes. España está asustada de sí misma, horrorizada. Ha brotado la lepra católica y anticatólica. Aullan y piden sangre los hunos y los hotros. Y aquí está mi pobre España, se está desangrando, arruinando, envenenando y entonteciendo”   Unamuno moriría poco después, el 31 de diciembre de 1936, imagino que con el corazón roto viendo a su amada nación, aquella que le dolía en su propio ser, enfrentada en un conflicto fratricida que era el triunfo de la intolerancia, de la barbarie, de la ceguera. Os preguntaréis porque hablo de esto hoy y la respuesta para los que me leen ya les sonará, porque siempre me gusta apoyarme en el pasado, en la historia, para explicar acontecimientos presentes y, sobre todo ,para extraer enseñanzas que nos puedan ser útiles para afrontar los rectos actuales.  A Unamuno y a otros muchos españoles les dolía España, pero más de setenta años después de aquellos hechos atroces, a muchos nos sigue doliendo España y el espectáculo al que estamos asistiendo, donde cada vez veo más síntomas de intolerancia, de falta de respeto, de intransigencia desde diferentes extremos políticos y sociales.

Los padres de la Constitución de 1978, en la parte inferior Miguel Roca, Manuel Fraga, Gregorio Peces Barba y Jordi Solé Tura, de pie Gabriel Cisneros, José Pedro Pérez Llorca y Miguel Herrero de Miñón, autores de la Constitución más longeva de la historia de España que ponía punto final a cuatro décadas de dictadura y abría el período de mayor libertad y prosperidad que hemos conocido. La democracia tenemos que reformarla , es cierto, para lograr una mayor representatividad de los ciudadanos, pero sin olvidar nunca que vivimos en democracia, que gozamos de libertad y que no podemos ponerla en peligro.

Por fortuna, yo pertenezco a una generación que no guarda recuerdos de Franco pues a su muerte yo era un niño de cuatro años, y todos mis recuerdos se desarrollan en una sociedad democrática, donde los políticos de aquellos momentos tuvieron la responsabilidad de aparcar sus diferencias ideológicas para llevar adelante el proceso de cambio de la dictadura a la democracia, a la monarquía parlamentaria que hoy nos rige y a la promulgación de la Constitución de 1978, la más longeva de las constituciones de España con sus 33 años de edad. Se restañaron en lo posible las heridas del pasado, quizás siguiendo las palabras de Unamuno “Procuremos más ser padres de nuestro porvernir que hijos de nuestro pasado.” y España miró hacia delante, aprendiendo a vivir en libertad, a valorar el derecho de la liberad de expresión, de ejercer la tolerancia y de respertar todas las opiniones aunque no estén de acuerdo a las nuestras, abiertos a los demás . Fuimos durante años un ejemplo de sociedad abierta y tolerante excepto por la existencia de una banda de asesinos terroristas como era y es ETA.
Pero parece que la crisis económica iniciada en el año 2008 y que a España le ha afectado con mayor fuerza que a otros países , está sacando viejos fantasmas de los armarios y todos con un denominador común, la intolerancia, la intransigencia , el deseo de imponer las propias ideas aplastando al contrario , la falta de diálogo , de consenso , de respeto y de reflexión. Por supuesto que el clima de España ahora nada tiene que ver con el de 1936, la sociedad es otra, los tiempos son diferentes y no se pueden comparar. Pero eso no significa que no existan síntomas de un deterioro de esas libertades, un incremento de la violencia ejercida sobre el que es diferente, ya sea por ser extranjero, por tener un pensamiento diferente o por pertenecer a un determinado grupo social o ideológico.
Tres situaciones son las que me llevan a decir esto. Por un lado la situación en el País Vasco. En su momento dedicaré un artículo para hablar sobre la realidad histórica del País Vasco y los orígenes de su nacionalismo, pero hoy no se trata de ello. Para los que me leéis desde otras naciones, en particular de las naciones hermanas  de América, contaros que durante años ha estado ilegalizado un partido político que defienden la independencia del País Vasco, pero no por defender esta independencia, lo cual es legítimo aunque muchos no lo compartamos, sino porque eran y son el brazo político de una banda terrorista que , desde los años 60, ha regado de cadáveres su historia hasta asesinar casi 900 personas.  Han fundado diversos partidos con distintos nombres hasta que finalmente han logrado colarse en las instituciones y lograr en las últimas elecciones de mayo de 2011 como la segunda fuerza política del País Vasco.
Jon Aguirre Aguiriano, uno de los más antiguos presos de ETA prestó su apoyo de esta forma a Bildu el mismo día en que salía de prisión. Las primeras actuaciones no hacen más que demostrar lo que sabíamos, que son el brazo político de ETA y que su política se basa en la intransigencia , como lo demuestra la marginación de medios de comunicación contrarios a sus ideas y sobre todo el clima de amenaza e insultos que tienen que soportar todos aquellos que no comparten sus idea.
No tendría nada de malo sino fuera por dos hechos , el primero que nunca han condenado los asesinatos de ETA y se han separado de ella , muchos de sus miembros pertenecen  o han pertenecido a este grupo terrorista , y continúan actuando como el brazo político de unos asesinos, y el segundo y no menos grave, que en el País Vasco no hay libertad, no como la entendemos todos los que creemos en la democracia. Libertad para expresarte libremente, para exponer tus ideas, para debatir en las plazas o en un bar, para debatir de igual a igual con tu oponente, que no enemigo. Yo no estoy a favor de la independencia del País Vasco, ni de Cataluña , ni entiendo los nacionalismos en un marco democrático como el que vivimos en España, donde no hay opresores ni oprimidos, ni a nadie se le pone un bozal en la boca para que no hable.  En un tiempo donde las fronteras deberían borrarse entre los estados para unirnos en la construcción de una auténtica Unión Europea, deberíamos de olvidarnos de este empeño en dividirnos, en separarnos, en construir divisiones artificiales.
 
Recuerdo que cuando escribí el artículo sobre el cincuenta aniversario de la llegada de Yuri Gagarin al espacio el 12 de abril de 1961 me conmovió estas palabras del cosmonauta soviético al contemplar por primera vez la Tierra desde el espacio “ “La Tierra es azul. Que maravillosa. Es increíble“. No habló de fronteras, ni de imperios  sino del planeta, somos nosotros los que hemos dibujado las fronteras, marcado los territorios y luego muerto por ellas. Todos los pasos dirigidos a borrar estas fronteras, a eliminar muros y divisiones para integrarnos cada vez en sociedades mayores conviviendo en libertad y respetando la pluralidad, es un paso adelante en nuestra evolución como miembros de una única nación, la humanidad. Pero, es mi forma de pensar, y en democracia hay que aceptar y respetar a los que no piensan igual, como resumía Voltaire con esta frase genial “No comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”.
Joan Puigcercós bajando del helicoptero donde algunos de los parlamentarios han tenido que viajar para llegar hasta el Parlamento de Cataluña después de que la entrada fuera bloqueda por manifestantes . Otro grupo de parlamentarios ha sido acorralado por los manifestantes y han tenido que buscar refugio en una comisaria y sólo la han podido abandonar en furgones policiales. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha declarado “”Como presidente del país, prefiero una democracia imperfecta al caos violento”. Los que se han apoderado del movimiento del 15 m han tomado el camino de la violencia, un camino que deslegitima cualquier reclamación que puedan hacer. Así no se actua en democracia.
El problema es que esto funciona cuando se da por las dos partes, pero Bildu, que así se llama el partido político de ETA, ya empieza a mostrar lo que todos sabíamos, que no aceptarán otra forma de pensamiento que no sea el suyo, convirtiendo a los que representan otras ideas en auténticos héroes que tienen que soportar amenazas, coacciones, insultos y el vacío social. Si no hay libertad de expresión, ni libertad de pensamiento, no hay libertad, no hay democracia, y ahora mismo en muchos ayuntamientos del País Vasco esta democracia está en peligro. Una vez más repito, estoy en contra del nacionalismo pero respeto a los que defienden sus ideas como no puede ser de otra forma en democracia, y si llega un momento en que deciden que esa es la vía que deben seguir y obtienen el apoyo mayoritario no habrá más remedio que aceptarlo, pero lo que no puedo respetar es al que utiliza el miedo, la violencia y la coacción  y no la razón, el diálogo y el respeto para defender sus ideas. Recordad la frase de Unamuno “Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha.” El que usa la violencia para defender su postura ha perdido la legitimidad.
El segundo hecho inquietante y al que recientemente he dedicado un artículo es la aparición de políticas discriminatorios hacia la población inmigrante , con la aparición de partidos con programas xenófobos y , más preocupante aún, que dentro de partidos nacionales, en este caso el Partido Popular, aparezcan figuras como la del nuevo alcalde de Badalona ,Xavier Garcia Albiol , quién ha señalado que exigirá a los inmigrantes una residencia de entre cinco y siete años en España para tener acceso a los servicios sociales poniendo en práctica un discurso demagógico muy peligroso y que ya en Europa ha comenzado a triunfar en muchos países, como Finlandia, Hungría, Holanda, Austria o Francia. Que sencillo resulta culpar a los más débiles, pues el que está fuera de su país siempre se encuentra en cierta manera más indefenso, de los errores y las responsabilidades que corresponden a nuestro políticos, porque son ellos y no los inmigrantes, ni los ciudadanos en general , los culpables de la crisis en la que se halla inmersa España.
Durante años estos inmigrantes han estado pagando sus impuestos y han contribuido con su esfuerzo a la prosperidad que disfrutó España durante la última década, las pensiones y la seguridad social de la que disfrutamos también la han sostenido ellos con sus cotizaciones y pagando los impuestos, han hecho mucho más que  tantos políticos corruptos que han robado dinero público, han evadido impuestos y han vivido y muchos aún viven a costa de los ciudadanos a los que en teoría se deben.  Por desgracia, en los malos tiempos es muy sencillo buscar cabezas de turco y ,por lo visto, da buenos resultados , como lo demuestran los éxitos electorales de los partidos xenófobos en Europa y los primeros brotes que empezamos a ver en España. Como sostengo desde el inicio de este artículo, respeto todas las ideas y el derecho a expresarlas , pero combatiré a aquellos que no respetan a los demás, que marginan o buscan la discriminación y denunciar sus actitudes contrarias a lo que es una sociedad democrática, basada en la convivencia , el respeto y la igualdad de todos en derechos y deberes.

Xavier Garcia Albiol, el nuevo alcalde del Partido Popular por la localidad catalana de Badalona, ha basado una parte de su campaña en comentarios con tintes xenófobos . Ya investido como alcalde ha declarado que exigirá a los inmigrentes un mínimo de entre 5 a 7 años de residencia para tener acceso a los servicios y ayudas sociales del ayuntamiento, pero debería en ese caso suspender el pago de impuestos ya que si no tienen los mismos derechos tampoco deberían tener los mismos deberes. Estos discrusos demagógicos , donde se echa la culpa a la parte más débil de la sociedad debería  ser inadmisibile y sancionado por su propio partido porque supone un riesgo para la paz social. La culpa no es del que trabaja honrdamente, sea español o extranjero, sino de los malos administradores que tiene España.
El tercer hecho que mencionaba como motivo de preocupación e inquietud es la deriva del movimiento del 15 de Mayo, el que durante una semana nos ilusionó a todos los que veníamos diciendo que estábamos ante una sociedad dormida y adocenada, que no protestaba ante el continuo deterioro de la situación tanto laboral, económica como social .Como ya he expresado en varias ocasiones en el Mentidero, he apoyado y sigo apoyando la necesidad de reformar diversos aspectos de nuestra ley electoral para garantizar una mayor participación de los ciudadanos en la política, en la elección de sus representantes y también en la lucha contra la corrupción, pero lo que no puedo apoyar de ninguna forma es la actitud cada vez más agresiva de los que se han apoderado del movimiento, y que nada tienen que ver con sus fundadores.
Hace dos días el alcalde de Madrid fue insultado y casi acorralado cuando iba paseando con su familia, esta mañana miles de manifestantes se han congregado frente al Parlamento de la Generalitat  de Cataluña para impedir la entrada de los diputados, el fin de semana anterior se presentaron en las formaciones de los nuevos ayuntamientos para impedir su realización. Yo soy el primero en criticar a nuestra clase política que nos ha conducido a esta situación, pero también hay que decir que , como en todo colectivo, hay políticos buenos y políticos malos, que los partidos políticos son necesarios como  instrumento de representación de los ciudadanos y sin ellos no puede sobrevivir la democracia y , además, hay que saber respetar a los demás, las personas que entran en los parlamentos han sido elegidos por todos los que hemos depositado nuestro voto y por lo tanto son representantes del pueblo.
 
Los que se agolpan frente al Parlamento o los que acorralan al alcalde de Madrid no me están representando a mí ni a millones de españoles que fuimos a votar, se están representando a ellos mismos y con una actitud violenta, intolerante e intransigente que poco tiene que ver con la democracia real que dicen defender. La democracia se ejerce a través del diálogo, del debate, en las elecciones presentando un programa político para que sea votado por los ciudadanos y no en asambleas callejeras donde se decide cortar la circulación, insultar a los diputados y a todo aquel que no comparta lo que están haciendo.Decía Gandhi que “Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia” y aunque no sea física, al menos todavía, la violencia verbal no deja de ser una forma de coaccionar, de violentar y amenazar al contrario.

La policia vigilando a los denominados indignados que hoy bloqueaban la entrada al Parlamento Catalán. Esta misma mañana también fue insultado y zarandeado el lider de Izquierda Unida, Cayo Lara  mientras le gritaban “no nos representas”. Cayo Lara, como todos los que son diputados, son representantes del pueblo que les ha votado, la calle no puede convertirse en la representación de todos porque nadie los ha elegido como representantes, actuan a título individual. Si quieren convertirse enb un partido político tendrán que seguir los cauces democráticos y sino realizar manifestaciones legales, pero la violencia nos perjudica a todos los que queremos cambios, pero cambios pacíficos a través del diálogo.
Las manifestaciones, los partidos políticos, los medios de comunicación son los instrumentos con los que contamos para cambiar las cosas, y para ello la violencia no tiene lugar, porque eso sólo nos llevaría a una espiral de imprevisibles, o muy previsibles, consecuencias. Imagino que encontraré muchas críticas a este artículo, yo las admito todas porque creo precisamente en el debate para alcanzar acuerdos, pero en ese debate la intransigencia de grupos terroristas como ETA, la xenofobia de algunos políticos irresponsables y la intolerancia de un movimiento como el 15M que se ha transformado en algo peor que lo que quieren combatir , no tienen lugar.  Por eso he titulado este artículo que ahora acabo con esas palabras “una sociedad en crisis”, porque afecta a cosas aún más importantes que la economía, a nuestros valores democráticos, a la tolerancia y a la moral. Por fortuna , pienso que la mayoría de nosotros rechaza estas actitudes  y deseo que pronto abandomenos este camino oscuro que en este momento estamos  recorriendo.Cambiemos lo que esta mal, pero mantengamos lo que tanto costó adquirir, la igualdad, la fraternidad , la libertad, conceptos que no son ideológicos, sino humanos.